Hemoglobina glucosilada

Seguimiento a largo plazo de la glicemia en pacientes con Diabetes Mellitus. Proporciona un pronóstico de la evolución de complicaciones diabéticas (neuropatías, retinopatías) en pacientes con diabetes. En su empleo clínico de rutina, por lo general basta en realizar la prueba cada 2 o 3 meses. En situaciones como la diabetes gestacional o al modificar el tratamiento puede ser conveniente medirla en intervalos de 2 a 4 semanas.

Instrucciones al paciente.
Presentarse al laboratorio para la obtención de una muestra de sangre.
Informe al laboratorio el uso de medicamentos.

Ayuno.
8 h.